Desarrollo de un proyecto web para una empresa

A pesar de que muchos empresarios consideran el desarrollo de un proyecto web una cuestión menor a la que no hay que dedicarle ni demasiada atención ni ponerla en manos de profesionales, mi experiencia me dice que los resultados siempren conducen a un fracaso y una vida no demasiado larga en Internet.

En la mayoría de los casos no se estudian adecuadamente cuáles son los objetivos para los que se necesita una web. Sin ellos, un diseño eficaz es una tarea bastante dificil. No se tiene en cuenta a qué público objetivo nos dirigimos, cuáles serán los contenidos adecuados para ésta página, ni mucho menos, cuál será la estrategia que emplearemos y que nos conduzcan a estos objetivos.

Nuestro proyecto web debería empezar, pues, por una planificación que defina -por supuesto en un informe por escrito- qué es lo que se pretende lograr, hacia donde queremos llegar, qué público serán nuestros buyer persona, es decir, nuestros potenciales clientes, qué contenidos les serán más atractivos y atraerán su atención … en fin un proyecto profesional.

Obviamente, tu página web será un eslabón más dentro del engranaje que necesitarás para construir tu marca personal en Internet, la que te conducirá a alcanzar tus objetivos personales o profesionales.

Un ejercicio bastante adecuado antes de comenzar es estudiar qué es lo que está haciendo la competencia. Tener una idea de cómo funciona y realizar un DAFO que te permita averiguar cuáles son tus fortalezas, tus debilidades y cómo puedes diferenciarte de la competencia te permitirá identificar mucho mejor tus objetivos.

Una vez realizado todo este trabajo, de haber recopilado todos los elementos: texto, gráfico, vídeos, … de redactar el documento que sirva de base para tu proyecto, entonces y sólo entonces pasariamos a la siguiente fase: el diseño de la interfaz.

El diseño de la web pretende situar los contenidos en forma accesible a los que visiten la página web. La disposición de éstos contenidos será fundamental a la hora de despertar el interés del que visita la página web, animándole a seguir indagando hastan conseguir que contrate nuestros servicios profesionales.

Las dos últimas fases también son importantes para lograr el éxito del proyecto: codificación de la página web y establecer un periodo de pruebas para corregir cualquier problema que pueda surgir en el funcionamiento del software recién creado, lo que nos puede llevar varias semanas.

A la hora de codificar nuestro software estudiaremos cuál es el entorno más adecuado: CMS como WordPress o Joomla. Si creamos un portal de comercio electrónico, escoger entre plataformas como woocommerce o prestashop. O bien que estemos desarrollando una landing page, por lo que tal vez convenga decantarse por el framework Angular. Todo esto habrá que tenerlo claro al principio. Ponerse a hacer modificaciones a mitad del proyecto puede traer consecuencias muy graves en cuanto a costes y tiempo.

Para terminar, la fase de mantenimiento es fundamental en cualquier proyecto profesional que se precie. Cualquier error en la fase de codificación será posible corregirlo para que todas las funcionalidades previstas se ejecuten correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *