Dark Werb

Dark web

Voy a intentar de explicar de una forma sencilla de qué se trata lo que se ha dado en llamar Dark Web. En ocasiones habréis oído como se relaciona con el mundo de la delincuencia o se le da un aire conspiranoico. Se ha escrito mucho sobre el tema y no siempre de una manera veraz.

Habitualmente navegamos por el Clearnet o lo que es lo mismo: el Internet con el que estamos familiarizados y usamos a diario. Ahora bien, no sé si sabías que casi un 90% de todos los contenidos no son accesibles al público en general. Están ocultos porque no pueden ser encontrados con los navegadores que utilizamos habitualmente.

Ese 90% de Internet lo forma lo que se llama Deep Web. Lo habitual es que sean páginas convencionales que están protegidas por un paywall. Dicho en términos más mundanos, habría que imaginarse una web tal y como la conocemos a la que no podrás acceder si no satisfaces una cuota mensual.

La Dark Web solo ocupa un espacio de una décima de ese porcentaje (0.1%). Generalmente esta información no es indexable por los motores de búsqueda, como Google. Suelen emplear como terminación de dominio el término .onion. Para acceder a ese contenido deberás usar programas específicos. El más popular de todos ellos se conoce como Tor.

Para no liarnos, si quieres navegar en la Dark Net deberás hacerlo con motores de búsqueda alternativos como DuckDuckGo. Su contenido no tiene por qué ser ilegal ni albergar publicaciones delictivas. Únicamente es un espacio virtual de acceso restringido. Hay que huir de los falsos mitos que se han construido alrededor de este tema. No en vano, lo habitual es encontrarse contenidos con valor constructivo. Eso si, a menudo es utilizada por activistas perseguidos en países que no sienten un especial respeto por la libertad de expresión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *