cuestiones que son ilegales en whatsapp

¿Qué es ilegal hacer en whatsapp?

Existen comportamientos en las Redes Sociales que pueden traerte problemas. Mi propósito es mostraros qué es lo que nunca hay que hacer en la app de mensajería WhatsApp. Hay que tener en cuenta que la Protección de Datos también se aplica aquí.

Vamos a partir poniendo de manifiesto la enorme cantidad de usuarios que tiene esta app, y en la que habitualmente se comunican al menos una vez al día, aunque lo normal es que sean varias veces. Se estima que diariamente se pueden contar con millones de mensajes los que circulan a través de esta plataforma. No todos los que se intercambian se ajustan a la legalidad. Compartir conversaciones privadas, enviar imágenes comprometedoras o incluir a un usuario en un grupo son acciones que pueden constituir una infracción o delito.

Existe una normativa que afecta a la difusión a través de Internet o, quizás a un elevado número de capturas de pantalla. Sobre todo si se comparten conversaciones privadas en las que se identifica directa o indirectamente a la persona, lo cual generará un menoscabo a la protección de datos.

El afectado podría reclamar una indemnización por daños y perjuicios y posible lesión en el derecho al honor o a la intimidad. El problema se agrava cuando el contenido que se difunde una conversación privada con terceras personas. En este caso hablaríamos de un delito de descubrimiento o revelación de secretos.

Hay que saber que la Agencia de Protección de Datos impone sanciones económicas para difusión de contenidos audiovisuales de terceras personas sin su permiso expreso. Quienes piensen que tienen atribución para difundir una actuación personal o compartir fotografías íntimas quedará sin consecuencias, os diré que se equivocan.

Se os puede acusar de lesión a su derecho al honor, a la intimidad o a la propia imagen.

Algo que, desgraciadamente es frecuente, es la inclusión de personas a grupos profesionales sin solicitar su consentimiento previo. Existe ya jurisprudencia respecto a este caso. Se han impuesto sanciones graves por causa de ello.

Es mucho más aconsejable crear listas de distribución en los que se pueden compartir mensajes a usuarios que habitualmente no se conocen entre sin exponer datos de terceras personas.

Por último, la ciberdelincuencia actúa a sus anchas en estos medios de comunicación. Para ello es necesario adquirir unos hábitos que nos permitan defendernos de estas agresiones.

Borrar mensajes de usuarios que no reconozcamos, mantener limpia y ordenada nuestra cuenta de WhatsApp o ignorar mensajes que puedan resultar sospechosos o que nos requieran datos personales. A este tema merecería dedicar todo un artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.