comercio electrónico sostenible

Un comercio electrónico que apueste por la sostenibilidad

El comercio electrónico está cobrando, cada día, mayor relevancia tanto por parte de los pequeños comercios como por los usuarios. Es una manera de comprar que, de un tiempo ha esta parte, está siendo cada vez más habitual. Nuestros hábitos a la hora de comprar han cambiado.

Esta pequeña revolución que ha llegado, sin duda, para quedarse tiene un lado negativo al que no le solemos prestar demasiada atención. Cada vez la sociedad vive más concienciada ante lo que suponga cualquier una agresión contra el medio ambiente. Hay que tener presente que los potenciales clientes de nuestro portal son más sensibles a este problema, y debemos actuar en consecuencia. Adoptar unas políticas que favorezcan la sostenibilidad puede convertirse en un factor clave para que los que visitan nuestro portal realicen una compra.

No parece aceptable que volvamos la mirada hacia otro lado y no tengamos presente nuestra responsabilidad para crear un mundo más sostenible. Tampoco es algo que pueda ya ignorarse que un gran porcentaje de la población apostarán por aquellas empresas y/o comercio que presten atención en sus políticas comerciales al cuidado del medio ambiente.Muchos de los gigantes del comercio mundial ya se han unido a esta causa, y las pequeñas empresas no deben permanecer ajenas a esta realidad. Una estrategia sostenible proyectará una buena imagen de tu negocio.

No es la única estrategia que los portales de comercio electrónico deben tener encuenta en sus procesos un punto de vista más ecológico. No todo debe girar alrededor de la imagen. Puedes llegar a ahorros significativos optimizando cuestiones tan fundamentales como minimizar el empleo de la cantidad de embalaje o una óptima gestión de los recursos tecnológicos a fin de mejorar la eficiencia tecnológica.

Es evidente que el mundo transita hacia un cambio de mentalidad. La protección del planeta adquiere cada día más importancia en nuestras vidas. No debemos seguir descuidadando estos aspectos, al contrario, en más importante que nunca mostrar un compromiso sincero que reduzca las emisiones de CO2. El comercio electrónico seguirá creciendo en los próximos años convirtiéndose en la forma más habitual de compra. Pero es preciso hacerlo desde una prerspectiva nueva, con un modelo de negocio más verde y respetuoso con el medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *